Arias: un triunfo en tres generaciones por @leonmagnom

- Publicidad -

Pocas veces la historia nos permite presenciar cómo un líder político obtiene triunfos ante tres adversarios de distintas generaciones. Ese es el caso del comandante Francisco Javier Arias Cárdenas, quien en 1995 obtuvo su primera victoria al derrotar a Omar Enrique Barboza Gutiérrez, un ganadero y abogado graduado en LUZ en 1968,  militante de Acción Democrática, nacido a principios del decenio 1940. A Barboza lo inspiraban los sueños de la generación del 28, grupo de políticos que se adueñó con certera maquinación de todos los espacios de poder en nuestro país. Omar Barboza fue un privilegiado en la era de los “gobernadores colocados a dedo” pues fue designado por el presidente Jaime Lusinchi, para regir los destinos de nuestra región hasta 1989.

En las elecciones de 1995, el comandante Arias Cárdenas participó como candidato a la Gobernación del Zulia por primera vez. El CNE  tuvo su sede en Granja Alegría Club, al lado del CORE 3. Tardaron tres días en proclamarlo ganador, en un proceso amañado, ralentizado, mientras intentaban arrebatarle su triunfo en una componenda  adeco-copeyana, y así proclamar de forma írrita a Omar Enrique Barboza Gutiérrez que había “perdido por nariz”, por un punto porcentual.

Cuatro años después, Arias obtuvo su segunda victoria al derrotar al “delfín de Barboza”, un adeco nacido el 12 de diciembre de 1952 en la frontera con el estado Mérida, llamado Manuel Rosales, individuo que venía de ser dirigente juvenil de esa tolda blanca.

Francisco Javier Arias Cárdenes, el licenciado en Artes y Ciencias Militares con postgrado en historia, logró la reelección holgada en 1998 ante Manuel Antonio Rosales Guerrero, el entonces altivo alcalde de Maracaibo que intentaba establecer su imperio de poder, acompañado de sus prosélitos neo-adecos. Éste debió esperar hasta el año 2000 para ser gobernador y poder dejar atrás a la generación de Américo Araujo, Carmelo Contreras y Hugo Soto Socorro, a quienes  abandonó  después que lo auparon.

La tercera victoria la obtuvo el comandante Arias el pasado 16 de diciembre 2012, al vencer al “delfín de Rosales”, un manifiesto manipulador del concepto de zulianidad: Pablo Martín Pérez Álvarez, abogado egresado de LUZ en 1994, llamado por el común “el muchacho del maletín”, joven juerguista que fungió como secretario privado del gobernador Manuel Rosales Guerrero. El expresidente del Colegio de Abogados del Zulia, Pérez Álvarez nació el 19 de agosto de 1969, es el hijo mayor del connotado dirigente zuliano de Acción Democrática, Pablo Pérez Herrera.

Arias Cárdenas, un líder histórico del 4-F y amigo raigal de Hugo Chávez Frías, tiene 62 años de edad, representó a las fuerzas revolucionarias en la región y derrotó con 759.214 votos al “delfín de Rosales”:  Pablito, de 43 años de edad, que venía de tener una pobre ejecutoria en su gobierno regional. Para la mayoría fue un cargo heredado sin mayor esfuerzo, labrado en su empeño como  adulador cercano a Manuel  Rosales, que gracias a ser su ungido, obtuvo el favor de los electores en el año 2008.

Estos tres triunfos, con una separación de 17 años entre el primero y el tercero, decretan una plusmarca que será muy difícil repetir. A su vez señalan la salida del imperio adeco del Zulia, que se estableció por 18 años entre la alcaldía marabina y el Palacio de los Cóndores.

Con la juramentación del Gobernador Arias Cárdenas para ejercer su tercer mandato, el pasado jueves 20 de diciembre frente al pueblo reunido en la plazoleta de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, comienza una era de cambios y reencuentros de las fuerzas progresistas en el Zulia. Fue un acto solemne que contó con la presencia muy emotiva del vicepresidente de la República, Nicolás Maduro; del presidente de PDVSA, Rafael Ramírez y de los doce diputados revolucionarios electos al CLEZ que de un total de 15 escaños, solo 3 fueron para la derecha zuliana.

Todo apunta a que Arias Cárdenas seguirá escribiendo páginas memorables en nuestra historia zuliana, obteniendo victorias al lado de los alcaldes revolucionarios.  En ese esfuerzo de transformación lo acompañaremos, por un Zulia que es “luz y nombre de Venezuela”.

Mientras celebramos el triunfo de Pancho en tres generaciones, recordamos el histórico son de Carlos Puebla:

“Se acabó la diversión
llegó el comandante
y mandó a parar…”

Twitter: @leonmagnom

Well already everyone be familiar with that best place to buy cialis online found with ease in the Internet. In exclusive on our website it is full of it. But you forget and constantly you ask.