Mariana Ferrer Mello @mferrermello: La pasión por comunicar por @leonmagnom

- Publicidad -

“En las grandes crisis, el corazón se rompe o se curte”
Honoré de Balzac (Francia 1799-1850)

La primera vez que vi a Mariana Ferrer Mello tenía su cabello recogido, resaltaban sus anteojos para corregir su astigmatismo, que le dan un aire intelectual, de fémina coqueta y sobria. Recién había egresado de la Universidad del Zulia como comunicadora social en la mención audiovisual, exactamente en mayo del 2004, con calificaciones sobresalientes. La conocí gracias a la recomendación de los profesores y amigos Luis Fernando Gómez y Miguel Ángel Campos, quienes conocieron de sus capacidades y destrezas cuando fue su alumna.

Ese el año 2004, yo realizaba mi programa de televisión en Global TV cada mañana, llamado “Conexión Global” y necesitaba una productora: ella comenzó con ese rol, coordinaba los invitados, las secciones y  musicalizaba el espacio.

Casi en simultáneo empezó a acompañarme en la radio, cada mediodía estaba en Sabor Gaitero, primero con una sección informativa de cinco minutos, luego animando las dos horas a mi lado. Para ese momento, el espacio celebraba 19 años en el aire, fundado en la vieja Radio Calendario 1020 AM, para la época lo transmitía desde la Fonoplatea de Sabor 106.5FM.  Ella tenía una apariencia tímida, de muchacha callada, pero cuando hablaba poseía gran intensidad en su verbo. Me recordaba al personaje de Rachel Weisz en el filme “Enemigo en puertas” de Jean-Jacques Annaud (2001), donde la actriz inglesa encarna a una miliciana rusa llamada Tania, mujer que no andaba ofreciendo tiros a nadie, pero cuando le tocaba disparar era certera. En el caso de Mariana, sabía callar y escuchar, pero cuando hablaba en la radio ejercía un fuerte magnetismo, con su dicción perfecta hilvanaba con asombrosa rapidez sus parlamentos. Era tan certera como la francotiradora en Stanlingrado.

Mariana José nació bajo el influjo de Géminis, el signo de los oradores, el 3 de junio de 1981 en el Hospital Clínico de Maracaibo. Fue la primogénita de Romer Ángel Ferrer González, un empleado de la planta de la Cervecería Polar, hombre con un fuerte apego y respeto por las formas musicales zulianas, y de Adela Mello; una marabina de raigambre italiana, proveniente de una familia con tradición de buenos panaderos.

De niña, Mariana escuchaba los LP de los conjuntos gaiteros más relevantes, que su papá llevaba cada temporada a su hogar. Se aprendía cada título, los estribillos, el diseño de cada carátula lo memorizaba; tenía una adoración casi fetichista por esos álbumes de vinilo en 33 RPM.  Así desarrolló una capacidad especial para captar la música, que considera “alimento para el alma”. No sólo deleita sus oídos, sino que la vibración que producen las notas, la siente en todo su cuerpo y se convierte en su traje: la música ha sido la  banda sonora de su infancia y de cada capítulo de su vida. Esa pasión por la música la llevó a practicar flamenco con la compañía La Giralda y en varios eventos tuvo su ejecución como bailaora. La atrae la cosmogonía gitana, el canto mediterráneo que se eleva desde las guitarras y castañuelas. Quizá por ello, su cantor preferido es el español Alejandro Sanz.

En su canción “Camino de rosas” el madrileño plantea una imagen poética que Mariana hizo suya:

“Soy el comandante de tus pasos elegantes,
el general de tus destinos,
de tu boca el capitán”

Su hogar en la actualidad lo conforman tres hermanos: Mariana es la mayor, le sigue Eduardo que es técnico automotriz y Anadelia es la surrapa, estudiante de comunicación. Con ellos conviven su madre Adela del Carmen y su abuela materna Nelsa Margarita de Mello, matrona que nació el 11 de enero de 1928. El abuelo materno fue un inmigrante de la provincia de Catania, Sicilia: Gesualdo Mello Luna, un panadero pionero, muy querido por la comunidad. El hogar de los Ferrer Mello se estremeció el 28 de julio de 2003, cuando su padre Romer Ángel Ferrer, enfermó y repentinamente murió, una tragedia que hizo a Mariana, en medio de su dolor,  asumir serias responsabilidades para poder mantener su familia, cuando apenas había salido de la adolescencia. Desde entonces, ha sido una mujer luchadora, valiente, autogestionaria, trabajadora de mucha intensidad, con un alto sentido de responsabilidad. Como lo cantó Guaco, es: “chiquita pero con son, le mete hasta el bacosó”, una muchacha que no teme a los retos.

El nombre de Mariana significa seguidora de María, la madre universal, mujer llena de gracia. Y José es el nombre de su compañero, el artesano de las maderas, hombre casto y longevo. Esos nombres le han dado cierta determinación mística a Mariana José Ferrer Mello: ella siente un gran respeto por Dios y una inmensa fe en la Virgen y sus prodigios. Es una devota que con asiduidad va al templo, para llenarse de energía espiritual que se convierte en su combustible para su labor social.  Es colaboradora permanente de la Fundación Amigos del Niño con Cáncer y de la Fundación Innocens, que atiende casos de SIDA en infantes  y embarazas contagiadas por el VIH, y otras obras benéficas a las que asiste con marcado entusiasmo. Ha destacado como defensora de los animales, a ella la mueve una vocación sanfranciscana de proteger a las mascotas. En esa dirección también ha militado consecuentemente.

En el 2005 Mariana asistió al inicio de un operativo de elecciones en Global TV, que debíamos iniciar Nikary González y yo; a las 6:00 de la mañana debíamos estar en pantalla. Ante la inesperada ausencia de mi compañera Nikary por inconvenientes que se le presentaron de último momento, le pedí a Mariana que me acompañara ante las cámaras. Luego de maquillarse al estilo selfie, realizó un operativo impecable, con solvencia, que impactó a todos en el canal. Ese fue su bautismo inesperado en la televisión, así comenzó una carrera que le ha merecido muchos lauros. Estuvo en Sabor Gaitero en la etapa en Urbe Televisión y Urbe 96.3FM. Luego inauguró su programa “Alta Vibración” junto al productor audiovisual y cineasta Jesús González, espacio que se apoderó de la preferencia de los usuarios en la tardes, transmitido a través de Global TV y la cadena TVR. Por ese excelente trabajo fue seleccionada como primera finalista de los Premios Inter 2012 en el renglón animadora de televisión.

La imagen que proyecta Mariana Ferrer no es la convencional de una estrella mediática, ella no pretende ser la diva robacorazones que vemos en las pantallas nacionales. Mariana rompe ese paradigma impuesto por la televisión comercial y atrae a su público con su verbo fluido y coherente, con su gracia natural, su imagen de dama intelectual que poco a poco convence y cautiva a quien la ve.

Ha participado en cortos de cine, ha realizado animaciones de eventos muy importantes, como el 130 aniversario del Teatro Baralt, el homenaje a Astolfo Romero, el concierto sinfónico de Carángano. Yo he tenido la suerte de compartir muchas animaciones a su lado, en varias ciudades del país, y siempre es un placer trabajar, seguro de compartir el escenario, con una profesional de alto rango.

El Festival y Academia del Nuevo Mundo la contrató como su gestora de medios y directora de protocolo. Con esa organización liderada por el violinista Simón Gollo, ha trabajado en varias ediciones en la ciudad de Maracaibo, también participó en la gira que realizó la organización musical por ocho ciudades de Colombia, donde obtuvieron una gran acogida del público y la crítica neogranadina.

Actualmente es la gestora de contenidos del portal www.saborgaitero.com, actividad que ha realizado durante diez años. Esa labor nos llevó a crear la Conferencia Multimedia de la Gaita: Origen y Evolución, que hemos presentado en varias ocasiones. Además fue la editora de la revista de la Copa América y de los tres álbumes de la agrupación Sabor Gaitero, cada uno presentado con un libro interno: “Esencia y vanguardia” (2006) “Álbum raigal” (2007) y “Un furro en la piel” (2008).

Sin embargo, el trabajo que mejor se conjuga con su pasión, es la radio: allí se siente en el centro de su talento, genera comunicación poderosa y obtiene el reflejo inmediato de la ciudad. Desde el año 2012 es productora general de Suite 89.1FM, donde cada mañana realiza su espacio “Alta Vibración” programa que inicia con un mantra, un pensamiento que motiva la reflexión-acción, que elige cada noche para entregarlo en la mañana como un regalo de vida a sus oyentes; esto como consecuencia de sus rituales prácticas de yoga. Cuando está en la cabina de la emisora, parece una directora de orquesta que da paso a cada instrumento, a cada tema, es una mujer que irradia vibraciones positivas.

Mariana considera que la radio es el medio de comunicación más cercano a la gente, que se ha reinventado desde 1920 y sigue vigente, a través del cual le habla casi al oído a miles de personas y estas interactúan con ella con sorprendente inmediatez.

Cuando, a los caballeros que  admiramos a Mariana José nos preguntan ¿Qué es lo que más te gusta de ella? la mayoría respondemos: su voz, otros sus piernas hermosas, torneadas, de bailaora flamenca. Pero ella misma responde: “mi corazón: siempre enamorado de esta ciudad, su historia, sus encantos y misterios”. Ciudad que recorre observando sus ventanales, gárgolas, viejas rejas que semejan partituras herrumbrosas y olvidadas.

Nana, como la llaman en su hogar, se ha convertido en una referencia de calidad en la animación y los medios audiovisuales y digitales actuales. Con una gran solvencia profesional ha desplegado su talento por todos los medios, en múltiples eventos, soslayando las trampas de la adversidad y sacándole una sonrisa a la vida. Como lo bien lo dijo el novelista francés Balzac: ella superó todas las crisis y su corazón se ha fortalecido. Sin duda, ella pertenece a la avant garde de la comunicación en el Zulia.

Mariana, espero seguir a tu lado haciendo comunicación, verte triunfar hasta que tus actuales fans, buzos y forofos, se hagan abuelos.